5 tips para empezar a recuperar tu tiempo

¿Eres madre y emprendedora? ¿Decidiste cambiar de vida para librarte de horarios inhumanos, jefes déspotas y montañas de tareas pendientes y diste el salto a montar tu propio negocio y hacer lo que te apasiona?

Bien, entonces seguro que lo que te voy a contar te interesa…

Al principio todo parecía de color de rosa, pero empezaste a crecer y… 

¿Qué ocurre? ¿Qué estás pensando? 

¿Que has vuelto a dejar un montón de tareas para mañana

¿Que estás sintiendo que vuelves a llevar la vida de cuando trabajabas de 9 a 6 con dos horas para comer?

Ya… querrías multiplicarte, ¿no?

Vale, que no cunda el pánico: tengo 5 tips que van a ayudarte a empezar a recuperar tiempo para tu familia, tus amigos, tu ocio… para lo que tú quieras

¿Vamos?

1. Limita las interrupciones.

El mensajero con un paquete, tu pareja con el whatsapp preguntando si tiene que ir a hacer algún recado, la cuenta molona que acabas de recordar que quieres compartir en Instagram…

Vale, esto te lo ha dicho ya hasta el apuntador. El caso es que aún te quita tiempo… 

Vamos a aplicarlo, ¿no? 

Silencia el móvil, fuera las notificaciones, agenda un tiempo diario para contestar mensajes, correos, para hacer interacción en redes… y mide cuánto tiempo ganas cada día.

2. Limita tus tareas diarias. 

Ya.

Te estoy escuchando reírte desde aquí. Tienes 10.000 tareas pendientes, lo sé.

Se trata de hacerlas, no de esconderlas debajo de la alfombra para que no las vea la suegra.

Precisamente por eso, lo mejor que puedes hacer es limitarlas.

Ponértelas todas a la vez en tu agenda, no va a conseguir más que hacerte hiperventilar. Y que saltes de una a otra sin control. Agobiada y sin terminar ninguna. ¿Qué obtienes? Más estrés y menos foco… No es eso lo que necesitamos, guapi.

Escoge sólo unas cuantas de tu lista. Pocas, nunca más del número que eres capaz de hacer habitualmente sin agobios.

Espera, que ahora viene cuando lo matan, porque para hacer esto viene genial el tip número…

3. Empieza a priorizar: 

¿Qué tareas son urgentes? Las que tienes que entregar ya. Mañana. Como mucho, pasado mañana. Vale, ponte éstas las primeras y atácalas.

Y después, si te queda hueco en esa lista reducida que acabas de hacer, planifica las importantes, poco a poco, una, dos, tres cada vez. Si tienes tiempo de hacer más, genial. Y si no, pues en la siguiente planificación, ajustas. 

Y ya que estás planificando… ¿te has planteado si todas esas tareas tienes que hacerlas tú sí o sí? Vale, pues si no lo habías hecho ya, ha llegado la hora de que lo hagas. Todas tienen que estar hechas, pero, en cada una, reflexiona un momento:

4. Establece si necesariamente tienes que hacer tú cada tarea.

Coge papel y boli y haz dos listas:

Para cada una de las tareas que haces diariamente, pregúntate: ¿es absolutamente imprescindible que lo haga yo? 

De primeras te sentirás tentada a responder que sí a todas. Pero déjame que te ponga un ejemplo: 

Un webinar: sí. Quedaría un poco mal que tus webinar los hiciera otra persona. 

Programar las publicaciones de Facebook: no. No tiene que estar visible tu cara. Tu huella, sí, pero programarlas es una labor repetitiva en una aplicación. Tus manos podrían estar haciendo otra cosa…

Hacer una entrevista: sí. 

Hacer y enviar las facturas: no. 

Las tareas que sólo puedes hacer tú, está claro, a tu planificación de cabeza, priorízalas y a empezar a darle caña a las urgentes.

Pero, ¿Y las otras?

Las otras son perfectas para convertirse en la guinda del pastel de tu libertad: 

5. Delega.

Si esas tareas tiene que hacerlas alguien y ese alguien no tienes por qué ser tú… pues no las hagas. Pon una asistente virtual en tu vida y encárgale que las haga ella.

Estabas pensando que sería genial poder multiplicarte, ¿verdad? Pues eso es exactamente lo que te propongo hoy. 

Y para que puedas empezar ya, te lo pongo facilísimo. Hasta el 1 de septiembre, tengo para ti una mega oferta de lanzamiento. ¿Todavía no la tienes?

Deja un comentario

dieciocho − 12 =

Al enviar un comentario estás aceptando la Política de Privacidad
Este formulario recopila tu nombre y correo electrónico para que pueda realizar un seguimiento de los comentarios que dejes en mi blog. En mi Política de privacidad, puedes ver dónde, cómo y por qué se almacenan tus datos. Estos quedarán incorporados a un fichero del que soy responsable yo misma, María de Nazaret León. Y solo se utilizarán con el fin de atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales. En ningún caso comunicaré tus datos a terceros, excepto por obligación legal, y los mantendré solo mientras no solicites su cancelación. Si es lo que deseas, en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, enviando un email con tus datos personales a info@nazaretlm.com.

¿Te ha gustado este post? Si es así, comparte, pero sobre todo, empieza a dar pasitos para recuperar tu libertad.

Te regalo los 30 minutos en los que haremos foco sobre las tareas que no tienes por qué hacer tú y planificaremos cómo puedo ayudarte. 

Regístrate ahora y reserva ya tu sesión de descubrimiento. ¿Hablamos?

naza mamen blog stencil_opt

Cuando Mamen encontró a Naza

laptop-3317007_1280

¿Qué servicios puede ofrecerte una asistente virtual?

stencil.blog-post-feature (1)

5 tips para empezar a recuperar tu tiempo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by